El cielo estrellado
Principal ] [ El cielo estrellado ] Galería de fotografías ] Sobre el Autor ] EclipseSol-2006 ]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

... Loado seas, mi señor, por la hermana Luna y las Estrellas: en el cielo las has formado claras, preciosas y bellas..

Cántico de las Criaturas

San Francisco de Asís 

(S XIII)

 

                                                  

Esta página web personal tiene como única finalidad mostrar una colección de mis mejores imágenes del cielo que he ido obteniendo durante estos últimos veinte años.

Con  un equipo bastante modesto he ido fotografiando un buen número de fenómenos celestes que he tenido la suerte de contemplar: eclipses totales  de Sol y de Luna, lluvias intensas de meteoros, bellas conjunciones celestes, amaneceres y atardeceres de colores indescriptibles, así como un reducido número de objetos astronómicos débiles, y cuya captura en un negativo constituye un autentico reto.

Es un canto modesto a la fotografía tradicional del cielo, es decir, ,la película fotográfica, en el popular formato de 35 milímetros que tantos años nos ha acompañado a través de la exposición de más de 300 fotografías, sumando en exposiciones un total de más de 100 horas.

Casi todas las imágenes carecen de tratamiento, es decir, se muestran tal y como son en el negativo o en la diapositiva originales, y no están falseadas por tratamiento digital  resaltando algún detalle o color de la misma. Tan sólo se ha trabajado el brillo y contraste con la finalidad de evitar el entramado del escaneado, y algunas han precisado ser "limpiadas" digitalmente para borrar motas de polvo, o bien ligeramente recortadas.

No vais a encontrar apenas imágenes digitales, excepto  las imágenes solares en H-alfa (telescopio PST de Coronado), las del tránsito de Venus (extraídas de una secuencia de video de webcam) , las del último eclipse anular de Sol del 3 de octubre de 2005 y buena parte del eclipse total de Sol de marzo de 2006.

Los negativos y diapositiva están digitalizados mediante un scanner Hp Photosmart S20, que aunque con una tecnología ya un poco obsoleta (1998), da una buena resolución (2400 ppp)  si bien destaca por su lentitud y porque le afecta de sobremanera el polvo.

La gran parte de las imágenes presentes en la web son  oscuras, en donde el ajuste del brillo y contraste del monitor con el que las vais a visualizar resulta importante.

Deberéis perdonar otros fallos que hubiera cometido en la presente pagina web, pues se trata de la primera que realizo, por lo que vuestras criticas para mejorarla serán bien recibidas.

 

 

Se debe ajustar el brillo y el contraste de tu monitor de forma que se aprecien todos los escalones de la escala. El escalón más negro debe ser todo lo oscuro posible pero manteniendo la separación del más próximo.

Sin finalidad de ofrecer un compendio de fotografía astronómica, os describo brevemente los primeros pasos que se suelen recorrer en la fotografía del cielo y que  he seguido durante estos años, con mayor o menor fortuna, pero con gran satisfacción y empeño.

Primer paso: capturando el firmamento

La forma más sencilla de fotografiar el cielo, y que es como empecé una madrugada de invierno en la playa del Pinar de Castellón allá por 1985,  es mediante una cámara fija sobre un trípode. 

De esta forma se pueden obtener bonitas imágenes de trazos estelares, estrellas fugaces brillantes y  espectaculares amaneceres o atardeceres.

Sólo necesitamos un objetivo de unos 50 m.m que se pueda abrir a un diafragma de 1,4 a 1,8, enfocarlo a infinito y disparar con exposiciones de entre 20 a 30 segundos en posición de disparo "B" (Bulb) con un cable disparador. Las cámaras más apropiadas para este fin son las réflex manuales tipo Nikon FM, FM2, Yahica FX2000, etc..

Si la exposición es mayor a los 30 segundos empezaremos a obtener interesantes trazos estelares y con suerte, algún brillante meteoro. Si la toma la acompañamos de algún paisaje terrestre y la orientamos hacia la Polar, entones podremos obtener fotografías especialmente bonitas.

Si disponemos de teleobjetivos también estará a nuestro alcance el Sol y la Luna aunque con bastante limitación de tamaños. En el caso de eclipses de Luna o de Sol, muchas veces un buen teleobjetivo (300 m.m. mínimo) con un duplicador puede constituir un equipo compacto y de buenos resultados.

Segundo Paso: Fotografía en paralelo

Naturalmente desearemos obtener fotografías de nebulosas y galaxias, o de ricos campos estelares, pero para ello ya precisaremos de un telescopio dotado de una montura ecuatorial y muy recomendablemente motorizada al menos en ascensión recta.

Hoy día es posible adquirir instrumentos de una abertura aceptable con montura ecuatorial motorizada e incluso computerizada a un precio relativamente económico, gracias a la irrupción de productos de fabricación china.

Mi primer equipo ecuatorial fue un Newton de 150 m.m de abertura (f:5) de la marca americana Celestron modelo C6, fabricado por Vixen (óptica japonesa y no china -carahuevo-) sobre una estable montura ecuatorial New Polaris motorizada en A.R .

 Este equipo en el año 1988 costaba 1200 euros, pero hoy día es posible encontrar un instrumento imitado por  empresas chinas por casi la tercera parte del precio indicado y con una calidad óptica casi idéntica.

Con un instrumento de estas características es posible lanzarse a la astrofotografía en paralelo (algunos emplean el término anglosajón "piggy back" porque resulta debe resultar más técnico), esto es, montar la cámara réflex dotada de un objetivo, sobre el telescopio, de forma que este instrumento nos hará de guía cuando realicemos una fotografía  de varios minutos.

Esta fotografía, sencilla en la práctica, da buenos resultados para grandes campos estelares y nebulosas extensas (Ngc 7000, M42, M44,....) y sólo requiere un cielo oscuro lejos de las luces urbanas, una buena película y un adecuado seguimiento.

Para empezar, probemos con diapositiva de 400 a 800 ASA.

Tercer Paso. Fotografía a Foco Primario

Pero claro, queremos más detalles y primeros planos de algunas nebulosas, galaxias, cúmulos globulares, etc, que con teleobjetivo presentan un tamaño pequeño o incluso inapreciable.

En este punto es preciso pasar a lo que llamamos fotografía a foco primario o foco directo. En este caso desprendemos el objetivo de la cámara réflex y la acoplamos directamente  (mediante un adaptador) al porta ocular del telescopio desprovisto del ocular, de forma que convertimos a nuestro telescopio en un potente teleobjetivo.

El telescopio debería tener cuanto mayor diámetro o abertura mejor ( 150 m.m o superior) y una relación focal entre 4 y 8. El telescopio con el que he realizado la mayor parte de las fotografías de esta web es el que he citado con anterioridad y es una excelente opción para iniciarse en este campo.

Sin más, ya podríamos realizar algunos primeros planos del Sol, la Luna, sus eclipses mutuos, así como algunos planetas utilizando sencillas cámaras digitales o bien sencillas cámaras web-cam de bajo coste.

Sin embargo, para capturar campos estelares invisibles visualmente, nebulosas con vivos colores, finas galaxias y otros objetos celestes,  precisaremos de  tiempos de exposición relativamente largos lo que nos impondrá la necesidad de una montura ecuatorial motorizada, y por supuesto cuanto más estable y precisa mejor.

Aún con estos requisitos, las posibilidades de obtener una buena fotografía de larga exposición incluso contando con un alineamiento de la Polar perfecto (puesta en estación), son escasas.

 Una serie de factores (imprecisiones del motor de seguimiento, variaciones en la carga de la batería, holgura de los engranajes, entropía, etc...) provocan que precisemos de un segundo telescopio en paralelo al principal para realizar una corrección periódica y permitir que el objeto no salga movido en el negativo.

Existen soluciones elegantes como las guías fuera de eje, que sustituyen al telescopio guía, pero con el inconveniente de captar poca luz (las estrellas guía deben ser relativamente brillantes) o bien provocar reflejos extraños en la película fotográfica.

La robustez de la montura y un buen equilibrado del conjunto telescopio-telescopio guía, se convertirán en puntos a tener muy en cuenta.

 También hay que recalcar que es importante que la distancia focal del telescopio guía sea como mínimo idéntica a la distancia focal del telescopio principal, por el cual vamos a realizar la fotografía.

 Finalmente un buen ocular con retículo iluminado nos permitirá hacer unas correcciones suaves que no echarán a perder la toma.

El resto es paciencia, noches serenas, suerte y muchos carretes quemados.

En cuanto a las películas, las altas sensibilidades (800 y 1600 ASA) son apropiadas para empezar, pero tienen puntos negativos, como la presencia de un grano destacable y un efecto de reciprocidad acusado (caída de la sensibilidad nominal de la película). Un buen número de objetos difusos admiten exposiciones con películas de 400 ASA, aprovechémoslo.

Cuarto paso: Fotografía por proyección.

La fotografía planetaria e incluso Lunar de alta resolución requiere o bien telescopios de altas distancias focales  o bien lo que se conoce como fotografía por proyección de ocular, esto es, insertar un ocular entre el cuerpo de la cámara y el telescopio.

Como las exposiciones en este caso raramente son superiores a unos pocos segundos, no existe necesidad de telescopio guía y de hecho cualquier corrección resultaría fatal al estar fotografiando con una distancia focal resultante de 25 o superior

MI experiencia en este campo es extremadamente limitada y con unos resultados muy pobres.

La irrupción de la fotografía digital con cámaras CCD astronómicas, réflex digital y cámaras web a revolucionado este campo, obteniéndose unos resultados espectaculares a base de la suma de imágenes y su procesado digital.

Especialmente interesante puede ser iniciarse en este campo con las web-cam por su bajo coste, si bien requieren de un equipo informático a pocos metros de donde estemos realizando la observación.

Consideraciones finales

Finalmente una consideración importante: En la era de la fotografía digital el tiempo de  exposición se acorta muy notablemente gracias al gran rendimiento del detector CCD respecto a la película química,  por lo que la facilidad para hacer fotos es mucho mayor. Además es posible tomar varias fotos de muy pocos minutos y sumarlas digitalmente, obteniéndose unos resultados muy destacables y no sólo en la fotografía planetaria, si no también en la de cielo profundo.

 La comida rápida de la astrofotografía esta servida,... pero yo sigo con mis negativos y diapositivas de siempre,.....¿por qué?.

 

 

 

 

 

                                                                                              Dedicatoria:

Antonio  Peris  Aguilar   (  1920 - 1993  )   

                                                                                                                                                                                                        y

 Antonio  Peris  Luque  ( 1954 - 1996  ).  .

In Memoriam.