Presentación (prescindible)

Entre diciembre de 2004 y noviembre de 2011...

Mi primer recuerdo astronómico se remonta al día en que en un campamento infantil, recibí el encargo de aprender a reconocer las dos Osas y tres constelaciones más, como parte de una actividad destinada a aprender los rudimentos de la orientación nocturna. Poco tardé en maravillarme con el sobrecogedor espectáculo nocturno, y con la conciencia de que todas esas estrellas eran soles más o menos parecidos al nuestro. Un par de días después me di mi primer madrugón para contemplar la constelación de Orión al amanecer, y al volver a casa ya sabía lo suficiente como para ponerme a destrozar una ampliadora fotográfica, construirme mi primer telescopio con tubos de cartón y darle una mirada (sabiendo lo que iba a encontrar) a M42 y a las Pleiades.

Desde entonces ha pasado mucho tiempo, y mi actividad observacional ha pasado por muchos altibajos. Desde ser miembro activo de la Asociación Valenciana de Astronomía y del Geos (Grupo Europeo de Observaciones Estelares), hasta años de no hacer prácticamente nada. Nada observacional, porque desde que empecé con esto de la astronomía, lo que siempre me ha interesado ha sido la cosmología, y siempre he permanecido atento a las últimas publicaciones y apasionantes novedades en este campo.

Una anécdota curiosa de aquella época fue mi primera astrometría, si, pero... En AVA contacté con el profesor Álvaro López, que daba clases de astronomía (matemáticas) en la Universidad de Valencia y me invitó a asistir a sus clases (por cierto, el aula estaba presidida por una enorme regla de cálculo de unos dos metros). Un buen día tocó calcular la órbita de Júpiter: dos observaciones fotográficas y el trabajo de reducción posterior. La primera observación se realizó sin incidentes en el telescopio de Blasco Ibáñez; Álvaro dio las explicaciones oportunas y los estudiantes se turnaban a los mandos del telescopio mientras yo miraba desde un rincón. Lo divertido vino con la segunda: al finalizar, Álvaro se dio cuenta de que que no había destapado la cámara y había que repetir. Los estudiantes se tuvieron que marchar a otras clases y nos quedamos solos. Entonces Álvaro me ofreció los mandos del Telescopio (una rueda y una cuerda fina) para hacer yo mismo el guiado. Unos días después hicimos el calibrado astrométrico: unas fotocopias de las placas y unas hojas de papel milimetrado. Se trataba de poner el papel bajo la fotocopia, pinchar con un alfiler sobre las estrellas y después anotar las coordenadas de las perforaciones, elaborar una lista con estas y las posiciones de las estrellas en el catálogo y... mover la enorme regla de cálculo.

Otra actividad a la que también he dedicado mucho tiempo ha sido a la programación. Desde la época de las calculadoras programables he sido consciente de la enorme capacidad de estas máquinas como herramientas de cálculo, y he procurado mantenerme al día de los avances en este campo, cuya culminación, desde mi punto de vista, es ahora Internet, como importantísimo medio de comunicación. No está tan lejana la época, al menos en el recuerdo, en la que cumplimentábamos los partes de variables del Geos en papel, y los mandábamos por correo postal al coordinador, numerando los envíos y guardando copias rigurosamente, ya que entonces, como ahora, algunas cartas se perdían.

Otra época breve pero intensa, que me marcó y que a pesar de todo recuerdo con cariño, fue la dedicada a la observación fotográfica de meteoros desde doble estación. El trabajo consistía en apuntar desde dos observatorios separados por una decenas de km. a la misma zona de la atmósfera, a unos 80 km. de altura y pasar horas y horas esperando a que un meteoro tuviera a bien pasar por ahí. Luego venia el trabajo de calcular la astrometría del trazo (con medios ya algo más avanzados) y a partir de ella conseguir el recorrido atmosférico y extrapolar la órbita.

Hasta que llegamos al momento actual. No hace muchos años que incluso los grandes observatorios utilizaban la fotografía química como único medio de registro, y ahora, existen al alcance de los aficionados magníficas cámaras CCD capaces de llegar en unos cuantos minutos a magnitudes de vértigo.

Desde hace unos años, dispongo de un equipo sencillo pero potente: Un Meade LX200 8" y una CCD ST-7, con los que me dedico a explorar el apasionante campo de la fotometría de varias clases de objetos.

Durante estos años he reunido una buena cantidad de material relativo a mi equipo y he desarrollado algunos programas que me facilitan las tareas de observación, reducción de datos y envío de resultados. El motivo de publicar está página es, sobre todo, poner este material a disposición de todos aquellos a los que les pueda ser de alguna utilidad, aunque debo hacer la salvedad de que como los he confeccionado sobre todo, alrededor de un equipo concreto, en algunos casos su utilidad también puede ser muy concreta y no sirva a todos por igual.

La cantidad de material acumulado va ha hacer que esta página crezca con regularidad, así que si estáis interesados en él espero que la visitéis con frecuencia. Por supuesto, todos los programas están a disposición de todos para que los utilicéis de la manera más provechosa. Solo pido a cambio, algún pequeño comentario sobre ellos, y por supuesto, cualquier sugerencia sobre su funcionamiento que ayude a mejorarlos para todos. También agradeceré cualquier comentario sobre estas páginas: errores, enlaces que no funcionen, etc.

Seguro que los manuales que figuran en estas páginas no son perfectos. Habrá cuestiones poco explicadas y otras comentadas en exceso. Para estas últimas pido paciencia, pero para las primeras tenemos un remedio: en la lista de correo-e asociada a esta web me encontraréis dispuesto a resolver todas las dudas que vayan apareciendo.

Solo me queda acabar esta presentación agradeciendo todos los amigos que han influido de alguna manera en mi trayectoria astronómica y, por lo tanto, son en cierto modo, corresponsables de mi situación actual, y por supuesto, a mi familia, sin la que hubera sido mucho más difícil haber llegado hasta aquí.

Gracias por vuestra paciencia y... hasta pronto.

Lista de correo-e (recomendable)

He abierto una lista de correos en Yahoo Groups:

Programas para astronomía

con el objetivo de centralizar todo lo relacionado con esta página y los programas: mantenimiento, soporte, errores, cambios, discusión, novedades, nuevas ideas, etc, en la que os invito a participar.

Sobre FoCAs

Dado el carácter dedicado de este programa, aunque el manual y las posibles nuevas versiones se mantendrán desde esta web, todo lo demás (consultas y mantenimiento en general) se gestionará desde Cometas_Obs y su lista de correo-e asociada.